El Rosario de mujeres (José Acedo Sánchez)
Fecha Miércoles, 31 enero a las 23:05:00
Tópico esquinademauricio







El rosario de mujeres suscitó una gran diversidad de opiniones en todas las ciudades y fueron muchos quienes lo criticaron abiertamente o a través de letrillas burlescas amparadas en el anonimato. 

 La Sagrada Invectiva contra los “infamatorios” del rosario de mujeres, divulgados en Moral y otras villas del Partido de Calatrava, fue escrita por el dominico Fr. Gabriel Ordóñez y publicada en Sevilla en 1738. 

 Fr. Gabriel Ordóñez impartió enseñanza de Teología en el convento de los dominicos de Almagro, por lo cual se supone que estaba al corriente de lo que ocurría en la zona. Se reproduce aquí de nuevo el inicio de esta Sagrada Invectiva. 


Estas procesiones rezando el rosario tuvieron su apogeo durante los siglos XVII y XVIII. En pos de un Crucifijo portado por los misioneros, iban los hombres rezando con rosarios y cruces en las manos.
El rezo comunitario se llevaba a cabo por las calles, con sus insignias y faroles para alumbrarse porque se celebraban al anochecer o al amanecer. Justificado, entre otras cosas, por lo intempestivo de las horas, estuvo prohibido a las mujeres, quienes tenían que rezarlo en sus casas.
En un primer momento salían las comitivas o "cuadrillas" sin estandarte propio ni tampoco insignias o imágenes, salvo los faroles para alumbrar el camino, siendo dirigidos los devotos por uno o dos eclesiásticos para controlar el orden de la comitiva, marcando el itinerario. 






Este artículo proviene de Moral de Calatrava - esquinademauricio
http://www.esquinademauricio.es/

La dirección de esta noticia es:
http://www.esquinademauricio.es//modules.php?name=News&file=article&sid=3674