<a href=WELCOMETO Moral de Calatrava - esquinademauricio

 
Buscar
_TOPICS
  _LOGINCREATE    

Cosas del Moral



       Moraleños

         ENCUESTAS
         FOTOGRAFÍAS

Información

Otras cosas
· Home
· Archivo
· Encuestas
· Envía tu noticia
· Estadísticas
· Lo último en "Cosas de Moral"
· Lo más visto
· Recomiéndanos
· Sistema de publicidad
· Temas
· Tu cuenta
· Web amigas

En línea
Actualmente hay 47 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

Calles esquinademauricio

Moral de Calatrava "te cautiva" (5ª parte)
Año 2015



Artículos:


  TÉRMINOS COMPARTIDOS 1.- José Acedo Sánchez. Enero 2015 
 
  
  TÉRMINOS COMPARTIDOS 2.- José Acedo Sánchez. Febrero 2015


  
 TÉRMINOS COMPARTIDOS 3.- José Acedo Sánchez. Marzo 2015 
  
 
ORÍGENES DE LA ENCOMIENDA 1.- José Acedo Sánchez. Abril 2015 
  
 
LA ENCOMIENDA DE “EL MORAL” DE CALATRAVA
ENTRE 1544 Y 1554.-
José Acedo Sánchez. Mayo 2015
 
  
 
CASA ENCOMIENDA DE “EL MORAL” DE
CALATRAVA EN EL SIGLO XVIII.-
José Acedo Sanchez.  Junio 2015



  COMENDADORES DE “EL MORAL” DE CALATRAVA (1544-1602).- José Acedo Sánchez. Julio 2015 
  
  ERMITA DEL   SANTO CRISTO DE LA HUMILDAD
(MORAL DE CALATRAVA).-
Mª Dolores López - Tercero      Sánchez,  Julio 2015


  

   Historia y guía turística de Moral de
Calatrava
.- Alfonso
Delgado Torres, Julio 2015
 
  
   Comendadores de Moral 2.- José
Acedo Sánchez, agosto 2015

   Comendadores de Moral 3.- José Acedo Sánchez, septiembre 2015

   Comendadores de Moral 4.- José Acedo Sánchez, octubre 2015

   Comendadores de Moral 5.- José Acedo Sánchez, noviembre 2015
   
   Posesiones de la Encomienda 1.- José Acedo Sánchez, diciembre 2015


Fotografía
Posesiones de la Encomienda 2
José Acedo Sánchez, diciembre 2015

Como se ha visto en el artículo anterior, una vez terminado el deslinde de la dehesa de las Navas de la Condesa, toda la comitiva se dirige a la villa de Abenojar para efectuar el deslinde de la correspondiente a Villa Gutierrez.
Esta dehesa, igual que la anterior, fueron incluidas en la permuta de Otos por El Moral, sacándola de la Mesa Maestral a la cual pertenecía hasta entonces.
Entre otros, uno de los beneficios que se obtenían de esta dehesa era el aprovechamiento de leña y madera, motivo por el cual existían serios problemas con los vecinos de Abenojar. Estos problemas tuvieron lugar fundamentalmente a lo largo del siglo XVI. Como ejemplo, en 1562 los alcaldes de Abenojar condenaron al vecino de Moral Juan Martín Moreno a una multa de 2500 mrs. por cortar leña en la dehesa, a pesar de que disponía de una cédula firmada por el Comendador don Juan Pimentel autorizándole para ello.
Como se ha visto al tratar la biografía del Comendador don Juan Pimentel, éste presentó una serie de cargos contra los dirigentes de Abenojar alegando que molestaban a los guardas de la dehesa, incluso los encerraban mientras entraban los vecinos del pueblo en ella. Al mismo tiempo ponían sus propios guardas para proteger a los vecinos del pueblo y, por último, alegaba que decían “desacatos y soberbias” contra el Comendador.

Fotografía

José Acedo Sánchez, diciembre 2015

En otros artículos ya se han descrito algunas de las posesiones que disponía la Encomienda de El Moral, una de las más rentables del Campo de Calatrava, sobre todo en el siglo XVI. En esta serie de artículos se va a transcribir parte de un par de documentos en los que se describen con todo detalle estas posesiones. Uno de los documentos corresponde a la visita realizada en 1554 por los visitadores generales frey Iñigo de Ayala, comendador de Calatrava la Vieja y Carrión y frey Lorenzo Suarez de Figueroa, prior de Alcañiz y administrador del convento de Calatrava, en la que se encuentran todos los detalles acerca de la fundación de la Encomienda que, como ya se ha visto en otros artículos, se llevó a cabo el 30 de abril de 1544. Otro de los documentos es la descripción que se llevó a cabo en 1737 cuando tomó posesión de la Encomienda uno de los hijos de Felipe V, concretamente el Infante Cardenal Luis Antonio Jaime, el cual tenía diez años en el momento de la toma de posesión. Este infante fue el menor de los hijos varones de Felipe V y de su segunda esposa Isabel de Farnesio y tuvo por hermanos, entre otros, a los tres siguientes reyes de España: Luis I, Fernando VI y Carlos III.


Fotografía

José Acedo Sánchez, noviembre 2015

Con relación a la llegada a El Moral de don Agustín Salido, hace unos días me llegó, a través de Alfonso Delgado, la foto que se incluye más adelante. Esta foto corresponde al bisabuelo de un moraleño residente en Asturias, el cual llegó a El Moral como asistente de don Agustín Salido. Ambos eran de Almodóvar del Campo y su nombre era Lucas Robledo.
Lucas permaneció durante mucho tiempo al lado de don Agustín, formando finalmente una familia en El Moral al casarse con una moraleña.
Esta es la foto de Lucas Robledo, en la cual se observa el carácter militar del personaje. Hay que recordar que don Agustín Salido había tenido varios cargos políticos, por lo que debería tener derecho a disponer de asistente militar.
Con este último apartado, dedicado a la desamortización, hemos realizado un recorrido completo de todos los comendadores y administradores que tuvo la Encomienda de El Moral, desde su fundación en el año 1544 hasta su total desaparición como consecuencia de la desamortización.
Se puede concluir diciendo que su inicio tuvo por objeto premiar a la Orden de Calatrava a través de personajes pertenecientes a la misma, y su desaparición la vuelta de sus bienes al “concejo”, aunque realmente lo que ocurrió es que volvió a manos de grandes propietarios.

Fotografía

José Acedo Sánchez, octubre 2015

Siguiendo con la relación de comendadores o administradores con goce de frutos, la siguiente es la duquesa de Fernandina, según podemos ver en la documentación del legajo 5738 del Consejo de Órdenes Calatrava del AHN. En esta documentación se puede leer que:
“Doña Juana Perez de Guzman y Silva, duquesa de Fernandina, hija de los condes de Niebla y duques de Medina Sidonia, goza los frutos y rentas desde el 13 de agosto de 1715, que entró en posesión por haber muerto doña Maria Teresa Fajardo, Duquesa de Montalto, hasta el 21 de noviembre de 1736 en que falleció.”

En otras referencias consultadas aparece con el nombre de Juana Pérez de Guzmán el Bueno y Silva, nacida en Madrid el 25 de agosto de 1693 y fallecida el 21 de noviembre de 1736.
Era hija de Manuel Alonso Pérez de Guzmán el Bueno, el cual poseía entre otros títulos el de XII duque de Medina Sidonia, siendo descendiente del célebre Guzmán el Bueno que llevó a cabo la defensa de la plaza de Tarifa aún a costa de la muerte de su propio hijo.



Fotografía


José Acedo Sánchez, septiembre 2015

Como se comentaba en el segundo de esta serie de artículos, mientras se designaba un nuevo Comendador por la muerte del anterior, el rey, como administrador perpetuo de las Órdenes Militares, nombraba administradores para mantener el gobierno de la Encomienda. Esta situación de asignación también se daba cuando la Encomienda se encontraba bajo administradores con goce de frutos, situación que en la práctica equivalía a comendadores. Esto ocurría en ocasiones especiales o cuando se nombraban mujeres, las cuales no podían tener el título de comendador. Como consecuencia de este hecho se verá que en algunos apartados aparecen administradores durante el tiempo que la Encomienda estaba asignada a titulares con goce de frutos, mientras que en otros casos aparecen administradores nombrados entre dos comendadores consecutivos. Por tratarse de una serie de artículos sobre los comendadores, se sigue un orden a partir del primero de la serie, basándose en las fechas en que estuvieron en posesión de la Encomienda. De esa forma se intercalan comendadores y administradores. 


Fotografía

José Acedo Sánchez, agosto 2015

Como se comentaba en el primer artículo de esta serie sobre los comendadores que gobernaron la Encomienda de El Moral durante su existencia, las personas que fueron designadas comendadores, tanto hombres como mujeres, todos ellos tenían una estrecha relación con los reyes gobernantes en cada momento, bien directamente o por medio de familiares. Ello da un índice, como se ha mencionado otras veces, de la importancia que tenía esta Encomienda desde el punto de vista de beneficio económico para el que la poseía.
A veces, mientras se designaba un nuevo Comendador por la muerte del anterior, el rey, como administrador perpetuo de las Órdenes Militares, nombraba administradores para mantener el gobierno de la Encomienda, tal como veremos en este artículo y otros posteriores.
Por tratarse de una serie de artículos sobre los comendadores, se sigue un orden a partir del primero de ellos, asignado por las fechas. De esa forma se intercalan comendadores y administradores.





Alfonso Delgado Torres, Julio 2015

La Orden de Calatrava recibió en donación este territorio en 1.158 para defenderlo y repoblarlo, concedía a cada colono una yugada de tierra para labrar (aprox. 30 Has.) y solar para hacer casas. Los pueblos se fundaban sobre villares antiguos, es decir donde anteriormente habían existido otros según denotaban sus ruinas, lo que era mayor garantía de que las tierras cercanas eran de buena calidad.
Moral de Calatrava debió empezar a construirse a partir de la batalla de las navas de Tolosa, año 1.212, en que la Orden de Calatrava comenzó a repoblar la zona al estar el territorio pacificado. Su nombre seguramente, al ser zona de abundantes moreras, vendrá de un árbol (moral o morera) que servía para distinguirla de otras casas que habría en la zona.
Seguramente empezó alrededor de la actual ermita de San Roque al estar el Pozo de la Buena, pozo público con agua buena como su nombre indica. Sería la ermita de San Roque posiblemente la primera y dedicada a este santo protector de las epidemias que tanto intervinieron en nuestra historia, y las primeras calles las actuales de San Roque, Tercia, Labradores, Moral, Molina, General Aguilera, Capitán, Esparto, Santísimo, Virgen, Oro, Garzo, Rincones, Herreros, etc.


Fotografía
ERMITA DEL SANTO CRISTO DE LA HUMILDAD (MORAL DE CALATRAVA)
Mª Dolores López - Tercero Sánchez,  Julio 2015

El principal objetivo de este estudio es destacar el patrimonio monumental, histórico y artístico de la población de Moral de Calatrava, en primer lugar entre los
círculos de especialistas y en segundo lugar, y más importante, entre la propia población del municipio
Es necesario comenzar con una catalogación exhaustiva de los bienes patrimoniales de la población de Ciudad Real (Moral de Calatrava) y publicitar entre los ciudadanos esta clase de bienes, de tal modo que sean más accesibles y por tanto se contribuya a la memoria histórica común a la vez que se fomenta la sensibilización de éstos ante la riqueza cultural. Como consecuencia de este mayor conocimiento y accesibilidad por parte de los ciudadanos hacia sus bienes patrimoniales, crecería el sentimiento de protección hacia nuestro patrimonio cultural e histórico. Es necesario recuperar el patrimonio olvidado y, para ello la mejor forma es concienciar a la población de lo importante que es cuidar nuestra herencia patrimonial.



Aunque algunos datos que aparecen en este artículo han sido ya descritos en el
correspondiente a la Encomienda de El Moral, publicado en marzo de 2011, en este
otro se profundiza algo más en los mismos, facilitando al mismo tiempo algunos otros,
así como las fuentes de donde han sido obtenidos.
Por otro lado se rellenan huecos de fechas por haber aparecido datos que durante la
elaboración de aquel artículo no se disponía de ellos.
En la primera época en que se crearon las Encomiendas era obligatorio que los
Comendadores habitaran en las casas encomienda. Pasados los años este hecho dejó de
ser obligatorio, en cuyo momento se hacían cargo los administradores, quedando la
Encomienda como un beneficio para quienes la tenían asignada. En el caso de El Moral,
por haberse fundado la Encomienda en 1544, prácticamente ninguno de los
comendadores residió en la Casa Encomienda de manera continua, a excepción de don
Juan Pimentel.
 



En otros artículos ya se ha visto que la Casa Encomienda estaba en construcción en el año 1554 siendo Comendador don Juan Pimentel, cuyos datos más significativos se verán en otra serie de artículos dedicados a todos los comendadores de la Orden de Calatrava que ha tenido esta Encomienda, desde su fundación hasta la desamortización.
Este artículo trata sobre la situación en que se encontraba la Casa Encomienda del Moral en el año 1737, cuando tomó posesión de ella el Infante Cardenal don Luis Antonio Jaime de Borbón siendo un niño de pocos años.
Como ha sido detallado en otros artículos, a don Luis Antonio se le concedió “el goze de la zittada Encomienda, sus frutos y rentas……..”, por haber fallecido la Excma. Sra. Marquesa de Villafranca, doña Juana Pérez de Guzmán y Silva, última poseedora de esta Encomienda antes del infante.



Fotografía

Tal como queda descrito en varios artículos, la Encomienda de El Moral, una de las que tenía mayores beneficios en el Campo de Calatrava, fue erigida o creada el 30 de abril de 1544, por el rey Carlos I de España y V de Alemania.
A continuación se transcribe una parte del documento de la visita del año 1554 en el que aparecen los títulos que tenía en su poder don Carlos, hijo de la reina de Castilla Juana “La Loca”, nieto, por tanto, de los Reyes Católicos.
“Don carlos por la divina clemencia enperador senper augusto rei de alemania de castilla de leon de aragon de las dos sicilias de jerusalen de navarra de granada de toledo de valencia de galicia de mallorcas de sevilla de cerdeña de cordoba de corcega de murcia de jaen de los algarves de algezira de gibraltar de las yslas de canaria de las yndias y olas e tierra firme del mar oceano conde de barcelona señor de bizcaya e de molina duque de atenas y de neopatria conde de ruisellon e de cerdania marques de oristan y de gociano archiduque de austria duque de borgoña e de bravante conde de flandes y de tirol. Administrador perpetuo de la horden e cavalleria de calatrava por autoridad apostolica”
El primer comendador que tuvo asignado fue don Luis de Zúñiga, aunque este no llegó a residir en esta villa porque, entre otras causas, la Encomienda no disponía de una casa para el alojamiento del comendador.
Además, don Luis de Zúñiga fue promovido a un cargo superior, concretamente Comendador Mayor de la Orden de Alcántara, el 27 de octubre de 1546, por medio de una Real Cédula firmada por Carlos V en la ciudad alemana de Marxheim.




En otros artículos ya ha sido mencionado que la primera asignación que se hizo a la Encomienda de El Moral, al ser fundada en 1544, fue de 600 ovejas, las cuales pasaron a 497 después de la segregación y posterior reunificación por parte de Carlos V, que fue el rey que firmó la Real Cédula para la fundación de esta Encomienda.

Este artículo se basa en un Memorial escrito por don Luis de Salazar que se encuentra en el legajo 5738 del Consejo de Ordenes Calatrava del Archivo Histórico Nacional de Madrid, en el que podemos ver los orígenes en que se basa la fundación de la
Encomienda de El Moral.

El documento mencionado es una copia del original enviado al Consejo de Hacienda, incluyendo además la respuesta de este Consejo, así como la respuesta de la Contaduría de la Orden de Calatrava.




El término correspondiente al Pardillo se encuentra situado al Norte de Moral, Este de
Bolaños y Suroeste de Manzanares, según se puede ver en la hoja 785 del Instituto
Geográfico Nacional.
Actualmente pertenece a la jurisdicción de Almagro, aunque originalmente esta parte se
encontraba dentro del término de Moratalaz, descrito en un artículo anterior de esta
serie.
En la época que nos ocupa, Moral tuvo jurisdicción sobre El Pardillo, según se verá en los
documentos que se mencionan más adelante. En la actualidad es lindero por la parte
Norte, tal como se puede ver en el fragmento de mapa anterior.
En algunos documentos se nombra como El Pardillo Viejo, para distinguirlo del Pardillo
Nuevo, situado donde actualmente se encuentra Villanueva de San Carlos.






Moratalaz se encontraba despoblado desde antiguo, sin que existan datos para tener una
idea aproximada de la fecha en que ocurrió ni, por supuesto, el hecho que lo provocó. Por
tanto, lo que se encuentra son aproximaciones a los hechos. Como se sabe, en este
despoblado participó en su aprovechamiento el concejo de Moral.
Hasta ahora los pocos datos que he podido conseguir se encuentran en la Concordia, en
las Relaciones de Felipe II, el Diccionario de Miñano y otros diccionarios, de cuyas
fuentes incorporo los datos más significativos en los apartados siguientes.
Aunque actualmente se conservan ruinas de la torre, situada a unos 6 Km de Manzanares
en dirección Noroeste, el término de Moratalaz alcanzaba desde los Ojos del Guadiana
hasta la sierra de La Mesnera. Este término se mantuvo independiente hasta el siglo
XIX, en el que según Madóz, fue repartido entre los de Daimiel, Manzanares, Valdepeñas
y Moral.



Aunque se desconoce documentalmente cuando fue repoblado el núcleo de Moral, lo que sí se sabe es que los términos sobre los que tuvo jurisdicción en la edad media fueron amplios, porque existen documentos en los que se aprecia que compartía algunos de ellos con poblaciones limítrofes, estando en ciertos casos bastante alejados de su actual término municipal.
En esta serie de artículos vamos a ver varios términos compartidos por el Concejo de Moral con otros núcleos de población, quedando de manifiesto la autonomía que tenía Moral desde antiguo, en cuanto se refiere a jurisdicción civil.
En esta serie no se verán las dehesas y demás elementos de recaudación que tenía la Encomienda de Moral desde su fundación en 1544, quedando para otro artículo u otra serie de ellos.










Copyright © por Moral de Calatrava - esquinademauricio Derechos Reservados.

Publicado en: 2015-08-04 (1028 Lecturas)

[ Volver Atrás ]
Content ©


Moral de Calatrava
www.esquinademauricio.es
info@esquinademauricio.es  Copyright ©
Esquina de Mauricio no se hace responsable de la exactitud o veracidad de la información contenida en las notas y comunicados que llegan a su redacción, que publicamos en su integridad siempre con el ánimo de mantener el punto de vista del que publica la nota de prensa o comunicado original, permitiendo así la opción de réplica y la máxima objetividad por nuestra parte. Los responsables de los contenidos de dichas notas o comunicados son aquellos que las redactaron en primera instancia.


Página Generada en: 0.22 Segundos